Buscar este blog

viernes, 13 de septiembre de 2013

En la playa - Claribel Alegría

No ha sido nada
ven
voy a contarte un cuento si no lloras
pasa en la China el cuento,
¿sabes dónde es la China?
dijo que no con la cabeza
y se acercó sin ganas
con la nariz mocosa
y el bañador azul
chorreando arena.
Hace mucho, le dije
mientras la sentaba en mi regazo
allá en China
les ataban los pies a las mujeres
todo el cuerpo crecía
sólo el pie
se quedaba allí preso
entre las vendas
y las pobres mujeres
casi no podían caminar
las uñas de las manos
se las dejaban largas
más que uñas eran garras
y las pobres mujeres
apenas si podían levantar una taza
para tomar el té.
No es que fueran inútiles
es que así las querían
sus maridos
sus padres
sus hermanos,
un objeto de lujo
o una esclava.
Eso sucede aún
en todo el mundo
no son los pies los que atan
es la mente, Carole,
y hay mujeres que aceptan
y mujeres que no.
Déjame que te cuente
de Rafaela Herrera
con tambores
con cohetes
con sábanas ardiendo
espantó nada menos
que a Lord Nelson.
Tuvo miedo Lord Nelson
creyó que el pueblo entero
se había sublevado
(llegaba de Inglaterra a
invadir Nicaragua)
y regresó a su patria
derrotado.
Tu dedito torcido
es como ser mujer
tienes que usarlo mucho
y verás como sirve.
Vuelve a jugar ahora
no acarrees arena
ayúdale a tus primos
a construir el castillo
ponle torres
y muros
y terrazas
y destruye
y construye
y sigue abriendo puertas.
No acarrees arena
deja que ellos lo hagan
por un rato
que te traigan a ti
baldes de arena.

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...