Buscar este blog

lunes, 23 de mayo de 2016

Poncho - Sara Graciano

Para un minino que me cambió la vida. 


Estás por toda la casa,
y me sabes a canción de cuna,
a sonata nocturna,
a piano, violín y bandoneón.

Tus pertenencias regadas por toda la casa,
y tus huellas en el tendido rojo de la cama,
en el baño
y en el sofá de la sala…

Tus ojos me miran a través de las fotos,
y me dicen que eres un ángel que llegó a alegrarnos,
con ronroneos y saltos de potrico.

Esta es una tonada, o un verso, o unas palabras,
para que desde lejos, me escuche tu corazón,
y él te diga lo mucho que me haces falta
y te anime a volver con nosotras,
a venir, a seguir llenando de pelitos la ropa.

Pero no te afanes saltarín,
yo te espero si quieres otro día,
aquí está tu espacio libre en la casa,
y en los rinconcitos de mi corazón.

Te espero pues mi ricurita,
mi beibi-blu,
mi locurita.
Te espero con la cobija que te gusta,
y con galletas, y con amor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...